APRENDIZAJE POR PROYECTOS

En el Aprendizaje Basado en Proyectos (ABP) el alumnado se convierte en protagonista de su propio aprendizaje, aprendiendo a través de la investigación y de la búsqueda de respuestas a sus propias preguntas. Cuando entramos en una clase trabajando por proyectos encontramos alumnado autónomo, motivado y que disfruta con las tareas que está realizando. Niñas y niños que interactúan entre ellos, que comparten y se hacen preguntas, que van de un lado al otro del aula, que investigan y ponen en duda lo que están aprendiendo y lo comprueban con su propia experiencia. Todos/as participan, tienen algo que aportar y lo hacen, convirtiendo el aprendizaje en algo suyo.

A través de actividades curriculares, profundizamos en el campo científico y en el trabajo de investigación, haciendo uso para ello de metodologías innovadoras y dinámicas.

Esto garantiza el desarrollo de un conocimiento transversal, en el que, los contenidos de cada una de estas ramas no se trabajan de manera aislada, sino de forma interdisciplinar para garantizar un aprendizaje contextualizado y significativo. En esta metodología, el aprendizaje de conocimientos tiene la misma importancia que la adquisición de habilidades y actitudes.

 

Un proyecto es, un RETO, una cuestión que resolver, y en el camino de la resolución está el núcleo de la cuestión. En el proyecto todos los caminos estarán previstos y señalizados, bien programados. Consta de:

1. Metodología activa

2. Aprendizajes significativos

3. Trabajo en equipo

4. Aprendizaje por centros de interés

5. Implicación de las familias

En esta metodología los alumnos/as son los protagonistas respecto a lo que les gustaría aprender y las tareas o actividades que van a llevar a cabo.